Smok Infinix Pod Vape Revisión

Parece que últimamente los sistemas de pods están acaparando un sector importante del mercado de los dispositivos para vapear, especialmente entre los nuevos vapeadores. Es por eso que Smok ha decidido unirse a la competición desde hace algún tiempo con varios sistemas de pods. Uno de los mejores es el Smok Infinix, veamos sus características para conocerlo mejor.

Diseño del Smok Infinix:

Sin duda hay que reconocer que Smok hizo un trabajo estupendo con el Infinix, su apariencia es simplemente increíble, este modelo viene en tres colores distintos: rojo, azul y gunmetal (una variedad de negro mate).

Tiene  unas medidas de apenas 110 mm de alto, un poco menos de 20 mm de ancho y una profundidad de alrededor de 11 mm, es sencillamente perfecto para llevar en el bolsillo sin ningún problema, es tan pequeño que ni siquiera se nota que se lleva encima.

Smok se ha esforzado bastante en el diseño funcional del Infinix, puede ser utilizado con cualquier tipo de líquido para vapear que se prefiera, esto resulta relevante porque con este dispositivo no es forzoso el tener que comprar pods prellenados, como es el caso de otros sistemas que utilizan este tipo de aditamentos, por ejemplo el Juul.

No obstante que para los nuevo vapeadores que no tienen mucho conocimiento sobre el mundo del vapeo, el tener que adquirir sus propios líquidos puede ser un poco complicado al principio, es mucho más barato y conveniente a largo plazo.

El diseño del Infinix consiste de dos partes, la primera es el cuerpo principal donde se encuentra la batería, que tiene un LED para indicar el nivel de carga de la misma y un conector USB para recargarla.

La segunda es precisamente el pod, que tiene un retenedor de goma removible que cubre el orificio de rellenado, y una boquilla preinstalada y, por supuesto, el atomizador.

Esto significa que cuando se detiene la producción de vapor, es necesario comprar pods nuevos. Por fortuna Smok incluye dos pods en el kit, esto debería durar por lo menos un mes considerando un uso continuo del dispositivo.

Funciones del Smok Infinix:

 

 

 

 

 

 

 

Al tratarse de un sistema de pods simple, lógicamente no podemos esperar demasiadas configuraciones o ajustes de vapeo.

El dispositivo cuenta con una batería interna de 250 mAh con la que se puede vapear por un día completo sin problemas.

Además, como ya he mencionado, en el cuerpo del mod está instalado un indicador LED que indica el nivel de carga de la batería.

No obstante que el Infinix es un dispositivo bastante simple, tiene incluidas suficientes funciones de seguridad como para usarlo con mucha confianza, incluye la función de vapeo interrumpido luego de 8 segundos continuos de uso, protección contra cortocircuito, además de protección contra voltaje bajo.

Esto quiere decir que cuando no se cuenta con esta función y se intenta usar un dispositivo de este tipo con un nivel de voltaje demasiado bajo, algunos componentes encenderán, pero otros no, lo que puede causar que se estropee.

El Infinix usa un sistema automático que detecta el flujo de aire, es decir, que detecta cuando se comienza a inhalar, lo que hace que se encienda el dispositivo, por lo tanto, no es necesario un botón de encendido, basta con llevarlo a la boca y vapear.

Ir a la Tienda

Los Pods Infinix:

 

 

 

 

 

 

 

Como ya mencioné, los pods de este kit vienen vacíos, peor es bastante sencillo rellenarlos.

Basta con remover el pod quitando la boquilla, quitar el retenedor de goma y justo ahí se encuentra el orificio de llenado.

Cada pod se puede rellenar entre 10 y 15 veces, yo calculo que cada uno dura entre 2 y 4 semanas dependiendo de la frecuencia con que se vapea.

Un buen indicador de cuándo se debe reemplazar el pod es la disminución en la producción de vapor y en la intensidad del sabor.

Como son desechables, basta con descartarlos y reemplazarlos con uno nuevo.

En el Infinix, los pods se mantienen en su sitio en la batería por medio de un conector magnético y se pueden colocar en cualquier dirección, este sistema es bastante simple y práctico.

Rendimiento del Smok Infinix:

El Smok Infinix cuenta con su propia configuración, lo que quiere decir que no hay forma de ajustar cosas como el wattage o el flujo de aire.

Con el wattage funcionando entre 10 y 16 watts no es de esperarse un vapeo demasiado intenso, pero sí resulta suficiente.

Con esto dicho, debo aclarar que el Infinix produce una cantidad de vapor muy decente, especialmente si se compara con otros sistemas de pods, de hecho, creo que es el que más vapor produce de todos los que he probado.

Si comparamos la intensidad del vapor con mods más grandes y con tanques más potentes, sin duda notaremos que el sabor que produce el Infinix es menos intenso, pero esto no quiere decir que sea malo.

No obstante, es recomendable usarlo con líquidos para vapear con sabores más fuertes.

Conclusión:

Honestamente, me he llevado una sorpresa agradable al probar el Smok Infinix, como ya he dicho, la cantidad de vapor es muy decente y la intensidad del sabor es bastante buena, produce un vapeo agradable tanto si se vapea directo a los pulmones, como si se hace de la boca a los pulmones.

Puede que la batería podría parecer relativamente pequeña, pero el equilibrio entre el wattage y la potencia de la batería hace que dure suficiente tiempo como para poder usar el dispositivo vapeando de manera constante sin que la batería pierda rendimiento.

En general se trata de un sistema de pods pequeño que no sólo tiene una apariencia estupenda, también tiene un rendimiento muy bueno.

Creo que es una opción genial tanto para vapeadores novatos, como para los más veteranos que buscan un dispositivo práctico que se puede llevar a cualquier sitio sin perderse de una buena experiencia de vapeo.

Puntuación del producto

Ir a la Tienda

Enspirar Vapeando Ando Smokstore Vitalcigar Vladdinvapor Heaven Gifts
Enspirar VapeandoAndo Smokstore Vitalcigar Vladdinvapor HeavenGifts

Suscríbete a Vapeadores.com y recibe notificaciones por email cuando publiquemos nuevas entradas o haya nuevos sorteos.


Deja un comentario