Obtener Banner: 300x120 220x120 Más Opciones

La Asociación Canadiense de Vapeo responde a un estudio que relaciona los cigarrillos electrónicos con lesiones pulmonares

La Asociación Canadiense de Vapeo responde a un estudio que relaciona los cigarrillos electrónicos con lesiones pulmonares
La Asociación Canadiense de Vapeo responde a un estudio que relaciona los cigarrillos electrónicos con lesiones pulmonares

Investigadores de la Universidad de California, han afirmado que los cigarrillos electrónicos con elementos calefactores pueden causar un daño "significativo" a los pulmones. La Asociación Canadiense de Vapeo (CVA) señala por qué estas afirmaciones son falsas.

El estudio a gran escala titulado "El calentamiento en el dispositivo de vapeo como causa de lesiones pulmonares, según el estudio", fue publicado en el Journal of the American Heart Association, e inicialmente se propuso explorar los efectos del vapeo en el sistema cardiovascular. Sin embargo, afirmaron los investigadores, el estudio tomó un giro diferente cuando los experimentos realizados con roedores sugirieron que los cigarrillos electrónicos con elementos calefactores de aleación de níquel-cromo provocaban lesiones pulmonares.

"Los resultados fueron tan impactantes que nos pareció imperativo dar a conocer los hallazgos iniciales con antelación para que los usuarios de cigarrillos electrónicos pudieran ser advertidos antes, especialmente teniendo en cuenta que los usuarios de cigarrillos electrónicos tienen un mayor riesgo de COVID-19", dijo el autor principal del estudio, el Dr. Robert Kloner.

Los investigadores no compartieron los detalles básicos (requeridos) del estudio

En respuesta a estas afirmaciones, el CVA señaló que, para sorpresa de todos, los investigadores no revelaron los "métodos" de estudio, que no sólo forman parte de los detalles básicos imprescindibles que todo estudio debe contener, sino que en este caso también tendrían un gran impacto en los resultados obtenidos.

"Los investigadores no proporcionaron ningún detalle sobre los métodos utilizados para su sistema de exposición a los vapores para determinar si el estudio imitaba con precisión el uso práctico de un humano. El estudio afirma: "La lesión pulmonar ocurrió sin nicotina, THC o aditivos de vitamina E; y también puede haber estado relacionada con ajustes de potencia más altos en los dispositivos de cigarrillos electrónicos". Como los investigadores no han revelado el atomizador exacto y el vataje utilizado para el estudio, no hay manera de verificar si el estudio siguió las directrices del fabricante".

El CVA continuó explicando por qué el nivel de vataje (y por lo tanto el compartirlo) hace un mundo de diferencia. "Los atomizadores tienen resistencias variables y tienen un ajuste de potencia permisible correspondiente. Si el vataje es demasiado alto, el algodón usado para absorber el líquido se secará y puede encenderse. Esto resultaría en humo en lugar de vapor. En una aplicación práctica, esto no pasaría desapercibido para el usuario y sería increíblemente desagradable, obligando al usuario a detenerse inmediatamente".

Si los elementos calefactores son el problema, ¿cómo es que no presenciamos casos de EVALI en todo el mundo?

Más importante aún, añadió el CVA, si los elementos de calefacción fueran realmente el problema, el mundo habría sido testigo de casos de EVALI en todos los países. Sin embargo, varios países, como el Reino Unido, donde el uso del cigarrillo electrónico está respaldado y muy extendido, ni siquiera han sido testigos de ningún caso a nivel local.

"Los atomizadores utilizan una variedad de opciones de metales y la aleación de níquel-cromo no es poco común. Si este estudio fuera un hecho, millones de vapeadores ya habrían sido hospitalizados por EVALI. El Reino Unido tiene aproximadamente 3 millones de vapeadores y los Servicios Nacionales de Salud han declarado repetidamente que hasta la fecha no hay evidencia de enfermedad pulmonar".

El "vapeo" sólo debería utilizarse para reducir el daño y dejar de fumar.

Entretanto, un estudio anterior del premiado y renombrado experto en salud respiratoria y reducción de los daños causados por el tabaco, el profesor Riccardo Polosa, titulado "Efectos sobre la salud de los fumadores con EPOC que cambian a los cigarrillos electrónicos: un seguimiento retrospectivo-prospectivo de tres años", había indicado que los pacientes que sufrían la grave enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) que habían cambiado completamente de los cigarrillos a los cigarrillos electrónicos, informaban de una mejora de los síntomas respiratorios. Mientras tanto, los que siguieron fumando no experimentaron ningún cambio en ninguna de las medidas de la gravedad de la enfermedad.

Del mismo modo, un examen exhaustivo realizado también por Polosa en agosto de 2019, que se llevó a cabo con el objetivo de analizar los efectos de la formación de vápulas en la salud pulmonar en comparación con los del tabaquismo, había indicado una vez más que la formación de vápulas es mucho menos perjudicial para los pulmones que el tabaquismo.

"Evaluamos críticamente las investigaciones publicadas sobre el sistema respiratorio que investigan los efectos de los cigarrillos electrónicos en los modelos preclínicos, los estudios clínicos de personas que cambiaron a los cigarrillos electrónicos de los cigarrillos de tabaco y las encuestas de población. Evaluamos los estudios por la calidad de su metodología y la precisión de su interpretación. Para evaluar adecuadamente el impacto del uso de cigarrillos electrónicos en la salud humana, es una prioridad urgente abordar los errores comunes y elaborar recomendaciones metodológicas sólidas y realistas", se lee en el resumen del estudio.


Suscríbete a Vapeadores.com y recibe notificaciones por email cuando publiquemos nuevas entradas o haya nuevos sorteos.

Únete a otros 8.815 suscriptores


1 respuesta

  1. William A Reynoso dice:

    Excelente articulo.

Deja un comentario