Investigadores: Hospitales deberían vender vapeadores a los pacientes

Una investigación independiente de la evidencia existente sobre los cigarrillos electrónicos realizada por investigadores escoceses e ingleses recomendó que las tiendas de los hospitales de Inglaterra deberían vender los dispositivos a los pacientes.

La agencia de salud británica Public Health England (PHE), quien publicó la investigación (la cual fue conducida por expertos de la Universidad de Stirling) también dijo que a los pacientes se les debería permitir vapear en espacios privados dentro de los hospitales.

Smokstore Corona Brothers Heaven Gifts Vitalcigar GearBest Enspirar
Smokstore CoronaBrothers HeavenGifts Vitalcigar GearBest Enspirar

PHE también le recomendó a los oficiales del gobierno que ayuden a los fabricantes a licenciar los cigarrillos electrónicos como métodos medicinales para dejar de fumar (hacer esto le permitiría a los médicos recetar los dispositivos a sus pacientes que estén tratando de dejar de fumar).

Los expertos concluyeron que vapear representa una minúscula fracción del riesgo que posee fumar y que los cigarrillos electrónicos podrían estar contribuyendo a que 20,000 personas dejen de fumar cada año.

Pero el número de personas que usan el producto se ha “estancado” y ahora se encuentra apenas por debajo de los 3 millones en Reino Unido, de acuerdo a la investigación, que fue conducida por expertos del King’s College London y el UK Centre for Tobacco and Alcohol Studies, así como investigadores de la Universidad de Stirling y Cancer Research UK.

Una razón de este estancamiento puede ser el concepto erróneo acerca del nivel de daño asociado con los vapeadores.

Después de la investigación, PHE ha hecho una serie de recomendaciones sobre los cigarrillos electrónicos.

El profesor John Newton, quien funge como director de mejoramiento de la salud en la agencia gubernamental PHE, dijo: “Nuestra nueva investigación refuerza el hallazgo de que vapear posee una fracción del riesgo que representa fumar, es al menos 95% menos dañino y tiene un riesgo insignificante para las personas alrededor de quien lo usa.

Aún así, más de la mitad de los fumadores ya sea creen falsamente que vapear es tan dañino como fumar o solo no lo saben.

Sería una tragedia si miles de fumadores que podrían dejar de serlo con la ayuda de un cigarrillo electrónico no lo hicieran debido a falsos temores acerca de su seguridad.”

Neil McCallum, Director Ejecutivo de la firma JAC Vapour y el único miembro escoces de la asociación “Independent British Vape Trade Association” dijo al respecto: “El anuncio por parte de Public Health England es un gran paso hacia adelante en la lucha contra el tabaquismo. Es sorprendente que el 40% de los 7 millones de fumadores en Reino Unido nunca hayan probado un cigarrillo electrónico, cuando la evidencia claramente demuestra que son mucho más seguros.

Public Health England está haciendo un llamado a los asociados del NHS (National Health Service) para que se conviertan verdaderamente en entidades libres de humo, por medio de asegurarse de que los cigarrillos electrónicos, junto con las terapias de reemplazo de nicotina estén disponibles para la venta en las tiendas de los hospitales; políticas sobre el vapeo que brinden soporte a los fumadores para que logren dejar de fumar y se mantengan libres de humo; que se remuevan los cobertizos para fumadores; y que el personal de primer contacto al público aproveche toda oportunidad para incentivar y ayudar a los pacientes a dejar de fumar.

Nosotros vamos a incentivar al Gobierno Escoses para que explore medidas similares para animar a los fumadores a que lo dejen y hagan un compromiso para una Escocia libre de humo.”

En septiembre; El NHS Health Scotland dijo que los cigarrillos electrónicos son “definitivamente” menos dañinos que fumar.

El Dr. Andrew Fraser, director de ciencia sobre la salud pública del NHS Health Scotland, dijo entonces que el vapeo no podía ser recetado por el NHS, pero que era una opción para los que intentaban dejar de fumar. Agregando: “Vamos a animar a la gente a que lo considere una opción y vamos a animar a quienes proveen servicios para dejar de fumar a que los ofrezcan como una opción para quienes estén dispuestos a pagar por ellos.”

En abril del 2015 se prohibió fumar tabaco en todas las premisas de salud en Escocia, pero se les dio discrecionalidad a los comités de salud sobre el uso de vapeadores en las afueras de los edificios.

En 2016, el comité de salud más grande de Escocia dictó que los cigarrillos electrónicos podían ser usados dentro de las premisas de los hospitales. NHS Greater Glasgow and Clyde por su parte decidió permitir el uso de los dispositivos dentro de las áreas hospitalarias pero con ciertas restricciones.

Deja un comentario