Reducción del riesgo (experimento personal)

Una de las enormes ventajas del vapeo (en mi opinión la más importante de todas) es que es modificable y por lo tanto perfectible, ya no solo hablo de cambiar el voltaje para variar el calor que produce la resistencia, sino que en un sentido más amplio, cualquier elemento involucrado en el vapeo puede ser modificado, desde el material con que se hace la resistencia, el material del tanque que contendrá el líquido, el material que se utiliza como “mecha” para llevar el líquido a la resistencia, hasta los químicos que se utilizan para elaborar el líquido.

Esta es una ventaja enorme con respecto a los cigarrillos de tabaco, ya que estos no son fácilmente modificables y por lo tanto no son fácilmente perfectibles, no se puede eliminar la combustión cuando se fuma.

Vitalcigar Corona Brothers Enspirar
Vitalcigar CoronaBrothers Enspirar

Este experimento personal va enfocado a la reducción del riesgo que podría implicar vapear, quiero aclarar que cualquier actividad implica un riesgo y es prácticamente imposible eliminarlo por completo, el concepto de reducción de riesgo (harm reduction) se enfoca en minimizarlo lo más posible, hasta que, de ser posible, se vuelva insignificante.

Recientemente mucho se ha publicado sobre los químicos que se producen al vapear, el asunto se ha estado difundiendo y analizando de forma totalmente arcaica, las personas e instituciones siguen ancladas en el hecho de que los cigarrillos de tabaco no pueden ser suficientemente modificados para eliminar la mayor parte del riesgo que implica fumar y piensan en los cigarrillos electrónicos de la misma manera, sin tomar en cuenta lo que acabo de explicar: que el vapeo se puede modificar y por lo tanto se puede reducir cualquier riesgo hasta hacerlo prácticamente insignificante.

Sin más preámbulos, paso a comentar que este experimento personal y poco científico toma como base la premisa de que vapear produce químicos tóxicos, aceptando dicha premisa sin concederle toda la razón, con el fin de establecer si es posible vapear reduciendo a su mínima expresión los posibles riesgos.

Muchos de los análisis realizados mencionan al formaldehído como el principal tóxico que se produce al vapear, en muchos se menciona que este se produce debido al saborizante utilizado en algunos de los líquidos y es ahora cuando compruebo lo fácil que es reducir el riesgo utilizando un cigarrillo electrónico:

Para esta primera fase de mi experimento, me propuse eliminar por completo los saborizantes de mi líquido, empecé con “nicotina base” mezclada en propilenglicol, hice las mezclas necesarias para obtener un líquido con una concentración de 25mg/ml con 20% de glicerina vegetal y 80% de propilenglicol sin saborizante alguno.

El equipo que utilicé es el siguiente:

Mod Vamo vv/wv configurado a 12 watts.

Taifun GT de 5ml de capacidad con resistencia de Kanthal a 1.3 omhs y mecha de algodón orgánico.

Después de vapear el contenido de 2 tanques completos (10ml) así se veía la resistencia:

2 recargas completas (10ml)

Y así se veía después de 4 recargas completas (20ml):

4 recargas completas (20ml)

En este punto hice el mantenimiento habitual: lavar la resistencia, dry burn y reemplazar el algodón, lo que más me sorprendió fue que con un par de pulsaciones al hacer el dry burn la resistencia quedó completamente limpia y brillante, como si estuviera recién hecha.

La experiencia de vapear sin saborizante fue sorprendentemente agradable, no necesité en ningún momento utilizar otro líquido con sabor, no tuve ansiedad ni mucho menos ganas de fumar, la producción de vapor fue idéntica a la que se obtiene usando un líquido con saborizante.

Cabe aclarar, desde luego, que esta es mi experiencia personal, antes de este experimento yo creía que para mí era muy importante obtener un buen sabor, sin embargo, me di cuenta que puedo vapear perfectamente prescindiendo por completo del sabor agregado. El vapor producido no es completamente insípido, tiene un ligero sabor dulce y ácido, parecido al sabor del tamarindo, supongo que la mayor parte de este sabor lo aporta la nicotina y en menor medida la glicerina vegetal y el propilenglicol.

Puedo mencionar tres conclusiones de esta primera fase de mi experimento:

-No necesito agregar saborizante a mi líquido para obtener una excelente experiencia de vapeo.

-Probablemente el aspecto que más me satisface del vapeo es la nicotina.

-Se producen residuos en la resistencia a un ritmo mucho menor que utilizando saborizantes y se limpia con gran facilidad.

Desde luego que para otros vapeadores será indispensable usar saborizantes, ya que cada quien tiene sus preferencias.

Con este experimento no pretendo sugerir que sería mejor vapear sin sabor, lo que quería comprobar era cuáles eran las diferencias entre vapear con saborizantes y sin ellos y cómo sería para mí la experiencia de vapeo al no utilizar sabor en la mezcla. No dudo que en el futuro se fabriquen saborizantes específicos para vapear que no creen formaldehído y que no “ensucien” la resistencia.

En la segunda fase de este experimento, trataré de seguir sustituyendo o eliminando elementos con el fin de “reducir aun más el riesgo”.

Paul Adagio

Mi nombre es Paul... y soy adicto.

Afortunadamente en Febrero del 2008 encontré una mejor forma de consumir nicotina sin hacerle daño a los demás ni a mí mismo y después de investigar por varios meses comencé a vapear en Mayo del 2008.

Espero que lo que leas aquí te sirva para conseguir tus vaporizadores y líquido con nicotina al mejor precio posible, de la mejor calidad posible y en la mas amplia variedad.

Si tienes alguna duda, comentario, sugerencia o información importante no dudes en usar el Foro o dejar un Comentario.

Deja un comentario