Vapear no es para crédulos

Hoy por enésima vez, la prensa explota contra el vapeo, basando sus títulos a lo menos alarmistas en datos de un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Portland en Oregon, Estados Unidos.

Dicho estudio, importante como lo son todos los estudios, no es concluyente, no afirma de forma absoluta nada, simplemente muestra que bajo ciertas condiciones, los cigarrillos electrónicos pueden generar sustancias no deseadas y esta es la parte importante: Bajo ciertas condiciones.

Enspirar Vitalcigar Corona Brothers
Enspirar Vitalcigar CoronaBrothers

Estas condiciones, según lo reportado en el estudio y a grandes rasgos, simulaban la inhalación de vapor generado por un cigarrillo electrónico bajo dos condiciones diferentes: Una a bajo voltaje (3.3V) y otra a alto voltaje (5V). A bajo voltaje no se detectaron las sustancias peligrosas que se buscaron en el estudio, sin embargo, a alto voltaje sí se generaron. Cabe resaltar que las inhalaciones simuladas fueron en tandas de 10, con una duración de entre 3 y 4 segundos cada una y en un período de 5 minutos, estos datos son muy importantes ya que todos los vapeadores sabemos que si usamos el e-cig de forma muy intensa y en un periodo de tiempo muy corto, podríamos obtener un sabor muy desagradable a quemado, el cual lógicamente nosotros evitamos pero una máquina simuladora no.

Hasta aquí cualquier persona con dos dedos de frente encontraría lógicos estos resultados, al aumentar el voltaje, aumenta la temperatura y si se aplica una alta temperatura por cierto período de tiempo es lógico que en lugar de vaporizar el líquido, se queme, ningún problema con estos resultados, al contrario, nos muestran que podría ser que si utilizamos un cigarrillo electrónico a la temperatura adecuada estaríamos evitando el peligroso y temido formaldehído, el cual no se puede evitar de ninguna forma cuando se fuma tabaco común (entre muchos otros químicos igual o más peligrosos).

El problema radica en la forma en que los medios de comunicación presentan estos resultados con titulares como estos:

Estudios revelan que el fumador “artificial” consume más sustancias cancerígenas que el fumador convencional de tabaco

Cigarro electrónico 15 veces más cancerígeno que tabaco común

Cigarro electrónico también libera cancerígenos

Estos titulares afirman sin dejar ni siquiera un pequeño espacio de duda que los cigarrillos electrónicos son mucho más cancerígenos que los cigarros de tabaco.

Estos otros, un poco más mesurados (tan solo un poco), incluyen palabras como “puede” o “pueden”, con lo cual parece que dejan abierta la posibilidad de que también “puede que no”, es como si no se atrevieran a afirmarlo definitivamente porque saben que no pueden hacerlo ya que el estudio no es concluyente y solo “pueden” generar cancerígenos bajo ciertas circunstancias, pero incluir esta duda en el título no lo excluye de parecer alarmante, sobre todo para una persona que se traga todo lo que la prensa le manda a tragarse:

Cigarrillo electrónico puede ser más cancerígeno que el tabaco: estudio

Cigarrillos electrónicos pueden liberar sustancias cancerígenas

Cigarrillo electrónico puede ser de 5 a 15 veces más cancerígeno que el tabaco (estudio)

Y otro ejemplo de sesgo que busca alarmar e influenciar de una forma diferente, disfrazando su afirmación en forma de pregunta:

El cigarrillo electrónico, ¿es más cancerígeno que el tabaco?

Desde luego estas no son todas las notas que se han publicado al respecto con el mismo tenor, pero son una muestra muy representativa de la forma en que los medios sesgan la forma en que presentan la información para influir en la opinión de las personas, son medios de varios países y algunos de ellos de gran alcance internacional.

Lo irónico es que a pesar de los titulares, varias de estas notas incluyen al final la opinión del director de la división de tabaquismo de la facultad de medicina de Londres, Peter Hajek, que afirmó que este estudio no refleja la realidad, ya que “cuando los fumadores de cigarrillos electrónicos sobrecalientan el líquido se produce un sabor acre desagradable y evitan hacerlo” y otras incluyen la opinión de Gregory Conley, abogado de la American Vaping Association que dijo: “Utilizaron el dispositivo en la manera en que nadie lo hace, emplear el cigarrillo electrónico en alto voltaje durante tanto tiempo, como lo hicieron en el estudio, crea un sabor amargo y con sensación de quemazón, que provocaría que los usuarios ajusten este dispositivo”. Algunas de estas notas no incluyen en absoluto ninguna de estas opiniones.

Es por esto que creo que vapear no es para crédulos, aquellos que creen ciegamente todo lo que publica la prensa o todo lo que dicen en la televisión se atemorizan y si son fumadores prefieren seguir fumando, muchos crédulos que no fuman no se limitan a rechazar el vapeo, sino que además divulgan a diestra y siniestra esta misma información sesgada, haciendo así aún más grande el daño que se ha venido provocando sistemáticamente al vapeo.

En mi opinión, nosotros los vapeadores podríamos rescatar de esta situación dos cosas: La prensa no es nuestra amiga y sobre el estudio: Si quieres estar más del lado de lo seguro, baja el voltaje de tu cigarro electrónico, es así de fácil.

Paul Adagio

Mi nombre es Paul... y soy adicto.

Afortunadamente en Febrero del 2008 encontré una mejor forma de consumir nicotina sin hacerle daño a los demás ni a mí mismo y después de investigar por varios meses comencé a vapear en Mayo del 2008.

Espero que lo que leas aquí te sirva para conseguir tus vaporizadores y líquido con nicotina al mejor precio posible, de la mejor calidad posible y en la mas amplia variedad.

Si tienes alguna duda, comentario, sugerencia o información importante no dudes en usar el Foro o dejar un Comentario.

Deja un comentario